ADOPCION, ASPECTOS GENERALES.

   En la Ciudad de México, como en todos los estados de la república, existe la figura jurídica de la adopción, evidentemente como un acto jurídico, realizado por las partes involucradas directa e indirectamente. Actualmente en la jurisdicción de la capital mexicana, este procedimiento, pasó a ser de procedimiento escrito a juicio oral y hoy día los capitalinos, así como, el grueso de los Mexicanos, estamos en espera del nuevo Código Nacional de Procedimientos Civiles, el cual marcará de manera homogénea la forma en que el procedimiento de adopción, entre otros, se llevará a cabo por igual dentro del territorio nacional.

 

   Ahora en los 32 Códigos Civiles existentes en nuestros estados, cada uno marca los requisitos y forma de llevar a cabo el procedimiento de adopción, sin embargo la mayoría son muy parecidos, salvo algunas circunstancias en honrosas excepciones, de estados de la república verdaderamente retrógrados en algunas de sus disposiciones.

 

   En nuestra Ciudad el Código Civil a partir de su artículo 390 y hasta el artículo 406, nos proporciona una serie de requisitos y disposiciones con referencia a la adopción, mismas que pueden resumirse de la siguiente manera:

 

  1. Define que la adopción como acto jurídico, es constituida de manera irrevocable en cuanto a una relación de filiación, siendo que se da tal relación sentenciada por el Juez de lo familiar, resultando todo esto como un parentesco consanguíneo entre el adoptante y el adoptado; Entre adoptante y los descendientes del adoptado y entre adoptado y familia del adoptante.

 

  1. Quienes pueden adoptar en la Ciudad de México son los esposos que tengan más de 2 años unidos en matrimonio, igualmente los concubinos, con más de 2 años de convivencia, las personas físicas solteras de más de 25 años de edad, el tutor puede adoptar a su pupilo, siempre y cuando haya entregado las cuentas de su administración. El cónyuge o concubino pueden adoptar al hijo de unos de ellos, evidentemente deben estar de acuerdo en la adopción y si uno de los cónyuges no cumple con el requisito de la edad, esta puede ser dispensada por el Juez de lo familiar, pero preferentemente la diferencia entre adoptante y adoptado debe ser de 17 años cuando menos. La legislación de nuestra ciudad marca que, ambos adoptantes, deben comparecer necesariamente en el juicio de adopción, ante la presencia judicial.

 

  1. El Código Civil de nuestra ciudad, dispone igualmente que nadie puede ser adoptado por mas de una persona, obvio solo en los casos que se trate de cónyuges o concubinos.

 

¿Quienes pueden ser adoptados?

 

   Nuestra Ley local en su artículo 393 del Código Civil para la Ciudad de México, dispone que pueden ser susceptibles de adopción:

  1. El Niño o niña menores de 18 años.
  2. El menor que no tenga quién ejerza sobre de él patria potestad.
  3. Los niños que sean declarados judicialmente en situación de desamparo y/o estén bajo la tutela de organismo administrativo reconocido para este efecto, como el DIF.
  4. Los menores cuyos padres o abuelos hayan perdido la patria potestad sobre estos niños y haya sido declarada judicialmente.
  5. Aquellos niños quienes teniendo padres o tutores que ejerzan la patria potestad, estos otorguen el consentimiento para que sean adoptados.
  6. Los mayores de edad interdictos o incapaces, judicialmente hablando. 
  7. El mayor de edad con plena capacidad jurídica, en donde se demuestre un beneficio para el adoptante y el adoptado. 

 

¿Y LOS HERMANOS PUEDEN SER ADOPTADOS DE MANERA CONJUNTA?

 

   La intención de la norma jurídica en este caso, pese a muchas deficiencias en nuestro sistema jurídico, contempla ara beneficio de los menores con hermanos en su artículo 394 que dos o más hermanos o incapacitados, pueden ser adoptados de manera simultánea por una sola pareja o una misma persona. Igualmente el mencionado Código determina que el Juez de lo familiar valorará la convivencia que exista entre hermanos para darlos conjuntamente en adopción. 

 

 

Deja un comentario